miércoles, 21 de marzo de 2012

Miguel Hernández en el Día Mundial de la Poesía

Hola hoy es le día internacional de la poesía, 21 de Marzo, en este día cada año reordamos poesías, poemas, y poetas recordados por muchas personas. Este día nos concienciamos de los versos, de recuerdos, momentos, sentimientos, de las vidas de micho autores.
Yo este año he decidido hablaros, sobre Miguel Hernández, un poeta Español.
Nació el 30 de Octubre de 1910 en Orihuela Alicante, era el segundo hijo varón. Desde muy pequeño se dedico al ganado, era pastor de cabras, en el año 1915 fue escolarizado, después abandona la enseñanza por obligación paterna, y se dedica unicamente al rebaño, unos años depués realiza estudios de derecho y literatura, Él empezo a escribir poemas.
Depués de la guerra civil el estana en uno bancos, o grupos republicanos, y lo encarcelaron. Alli pasí el resto de su vida hasta su muerete, en esa etapa Miguel Hernández escribió un mayo parte de los poemas que actualmente podemos leer de él.
Escojí este autor porque me pareció muy triste su historia y sus poemas, me reflejan mucho como era y fue él, sus poemas me transmiten amor, dolor y sobre todo mucha tristeza. Entre todos lo poemas que leí escojí el poema "Nanas de la Cebolla" un poema que escribió en la cárcel poco antes, de morir.
Era un poema para su hijo que vivían solo con su madre, y que en esos momento había mucha pobreza ya que fue después de la guerra civil y la gente a penas tenía para comer, escribió ese poema ya que su mujer le enviaba muchas cartas hablandole de ella, de su hijo en el que decía que solo tenían dinero para comer cebolla, y escribió ese poema.


NANAS DE LA CEBOLLA

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.


En la cuna del hambre                      
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.


Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.


Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.


Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.


La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!


Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.


Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!


Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.


Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.


Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


 





este es un enlance a una página de donde saqué toda la información y es muy interesante.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada